Se ha producido un error en este gadget.

Bienvenido nuevo lector !!!!

Quizás no sea de su incumbencia la problemática del menor, en adelante, niño; entonces sugerimos que no siga porque se trata de problemas técnicos e institucionales...
Pero si está interesado en conocer un poco más de la "cosa pública" en vista a políticas para las "próximas generaciones" y como funciona a partir de casos reales (personas físicas, entes jurídicos) sugerimos cualquiera de las publicaciones.
Ojala pueda ayudarnos a difundir estos problemas en la "web 2.0" y a la población en general así, a partir de la difusión del conocimiento se pueda llegar a la tan preciada "transparencia institucional".

domingo, 4 de noviembre de 2007

1) La Familia: ¿núcleo de la sociedad?

Abordar problemas familiares sería muy extenso y en los tiempos actuales existen infinidades de corrientes de pensamiento que nos llevarían bastante tiempo poder desarrollarlas aquí. Es por ello que tomamos una serie de investigaciones y con ellas elaboramos un marco posible para establecer un diagnóstico.
Tomamos como marco de referencia al Plan de acción para la Aplicación de la Declaración Mundial sobre Supervivencia, la Protección y el desarrollo del niño en el decenio de 1990 (Cumbre Mundial en favor de la Infancia, Naciones Unidas, Nueva York, 30 de Septiembre de 1990), la Ley Provincial de Buenos Aires 13298 y decretos reglamentarios y la Convención de los Derechos del Niño. Con ellos nos servimos como guía para tener una visión actual del marco legal en que se lo encuadra al niño y a partir de allí establecer lo que es el proyecto Club de la Colina.
Volviendo al tema de la Familia hoy los estereotipos son tan diversos que hablas de Familia evoca en cada uno de nosotros una experiencia propia.
Nuestra aspiración de familia es que sea, "antes que nada, un lugar de respeto, de estímulo para el desarrollo de las mejores cualidades de cada quien, un encuentro enriquecedor de diferencias, un lugar en el que cada cual se ve honrado por lo que es, un espacio en el cual nacer, transcurrir y morir habiendo encontrado un sentido a la experiencia..." (¿Queremos ser padres?, articulo de La Nación, Sergio Sinay)..."La Familia venidera debe reinventarse una vez mas" (Idem anterior)
Si adherimos a estas afirmaciones y creemos que es posible establecer desde el Estado algunas políticas acores debemos conocer qué clases de parámetros tiene la juventud de la sociedad actual. Hoy vemos que la sociedad no sabe como controlar a sus hijos y estos cada vez van mas al extremo de rebeldía con la sociedad. La tecnología juega a su favor y el desarrollo de las TIC´s han influenciado en detrimento a una pareja contenedora de estos adolescentes, buscando el ascenso social ambas personas trabajan a la vez y deja a sus hijos a merced de la información que ellos mismos quieren clasificar y construyen un estereotipo de sociedad paralela. Son chicos que estudian, trabajan, pueden ser aplicados en lo que quieren pero no son conscientes de la vida paralela que llevan. Es por ello que hay que profundizar los estudios y las investigaciones que atañen a este tema.
Como los niños de hoy son los ciudadanos del mundo del mañana, su supervivencia, su protección y su desarrollo son requisitos básicos para el desarrollo futuro de la humanidad. Una de las principales metas del desarrollo de cada país debe ser el ofrecer a la generación más joven conocimientos y recursos para que le permitan satisfacer sus necesidades humanas básicas y aprovechar al máximo su potencial.
Es especialmente importante que las actividades propuestas, destinadas concretamente a los niños, se realicen como parte del fortalecimiento de programas nacionales de desarrollo mas amplios en que se combinen la reactivación del crecimiento económico, la reducción de la pobreza, el desarrollo de los recursos humanos y la protección del medio ambiente. Dichos programas también deben fortalecer las organizaciones comunitarias, inculcar la responsabilidad cívica y respetar el aservo cultural y los valores sociales que apoyan el progreso sin alienar a la generación mas joven. Teniendo presente estos amplios objetivos, tenemos que estar conscientes del flagelo que les estamos haciendo a nuestros niños con la indiferencia, al no interesarnos sobre los aspectos de vida, a dejarlos solos que vayan aprendiendo sin límites, al extremo.