Se ha producido un error en este gadget.

Bienvenido nuevo lector !!!!

Quizás no sea de su incumbencia la problemática del menor, en adelante, niño; entonces sugerimos que no siga porque se trata de problemas técnicos e institucionales...
Pero si está interesado en conocer un poco más de la "cosa pública" en vista a políticas para las "próximas generaciones" y como funciona a partir de casos reales (personas físicas, entes jurídicos) sugerimos cualquiera de las publicaciones.
Ojala pueda ayudarnos a difundir estos problemas en la "web 2.0" y a la población en general así, a partir de la difusión del conocimiento se pueda llegar a la tan preciada "transparencia institucional".

sábado, 9 de enero de 2010

Una pizca de ilusión

Caminante no hay camino... se hace camino al andar... ¿Cómo poder transmitir la sensación que provoca cuando uno de los chicos que estuvo bajo nuestra protección lo ves de smocking en el Marriot Plaza Hotel? Todavía seguimos buscando las palabras que se puedan adecuar mas...
Ni en nuestros mejores sueños podíamos vislumbrar un presente como el actual pero la vida tiene esas recompensas, recompensas por haberla vivido al servicio de una vocación y convencido de crear las condiciones de un normal desarrollo y expansión de las potencialidades de estos chicos que necesitaban una oportunidad y la tuvieron.
Es con la misma convicción de crear un marco institucional desde el Estado en donde las personas que formen parte de la estructura de contención de derechos de los chicos estén verdaderamente comprometidos de la calidad de su accionar y en donde se muestren resultados. Un Estado en donde se cumpla la Ley y que quienes la infrinjan tengan el resultado de su incumplimiento, es decir, una sociedad en donde se respete las reglas del juego y que se rinda cuenta a ciudadanos ávidos de ver cambios verdaderos en pos de conseguir un futuro para nuestros chicos.
El Club de la Colina se siente enormemente agradecido de haber vivenciado la voluntad de estos chicos por superarse y esta es una mas de la muestra que nuestros jóvenes sólo necesitan un espacio en donde se los respete y tengan en cuanta sus valores y ganas de hacer.
Y para los encargados de ejecutar políticas públicas con el dinero del pueblo les queremos recordar que estaremos allí, luchando para que trabajen de verdad, esperando que la justicia sea la administradora de poner coto a las manipulaciones arbitrarias por el solo hecho de creer tener el poder, el poder de dejar la muchas vidas sin posibilidades de crecimiento.